AMEDEO MODIGLIANI Y JEANNNE HÉBUTERNE

París, 1917

Amedeo Modigliani, uno de los mejores pintores europeos, vive en la miseria. Sus cuadros no se venden.
Ebrio, drogado, situaciones que lo llevan a la violencia, para terminar en un estado de profunda tristeza.
Vive de exceso en exceso. Cuando la cocaína mezclada con hachís le sabe a poco, la combina con un absenta explosivo.
Normalmente es tímido, agradable y seductor. Tremendamente exitoso con las mujeres. Las pintaba para desnudarlas, las amaba egoístamente; y aunque a muchas maltrató, incluso físicamente, ninguna lo olvidó, lo amaron intensamente.
"Pintar a una mujer es poseerla",suele decir entre amigos.
Sólo amó a una mujer, Jeanne, la que lo acompañó hasta el final de sus trágicos días.
Jeanne es una joven de 18 años que estudia pintura y posa como modelo. Su maldición fue toparse con Modigliani, un sol que la eclipsó y derritió.
El escritor León Inderbaun la describe: "Una joven tenaz, con personalidad y sustancia. Su alma era generosa. Bella, delicada, en modo alguno tímida, pro sí algo secreta. Orgullosa, recta, buena, etérea".
Al ser presentados se enamora perdidamente de él. Su padre se opone, no está dispuesto que su hija se relacione con un judío borracho y libertino.
Jeanne le desobedece y se va a vivir con Amedeo en el taller de Montparnesse.
En 1918, Modigliani es internado en una clínica para tratar su tuberculósis. En esa época Jeanne da a luz una niña. El la convence para que la entregue a un asilo. Ellos no están en buenas condiciones económicas para mantenerla.
Sin frenar sus adicciones, pinta todo el tiempo. "Un cuadro más que te será imposible vender", le dice con frustración enmascarada en ironía a Jeanne.
Mucho hambre, mucha pobreza...mucha pasión.
Ocasionalmente reciben dinero de algún amigo adinerado.
Modigliani vive en un torbellino. Jeanne le es incondicional. Son llamados "los amantes de Montparnasse".
Destruido por la enfermedad y las drogas, Amedeo no puede moverse de la cama. Ella permanece junto a él, incólume.
No comen. Nadie los ayuda porque nadie sabe lo que está sucediendo.
"No había nada para comer, excepto sardinas; nada para beber, excepto alcohol", alguien escribirá más tarde.
Amedeo, con voz débil la llama. Le señala una cuerdecilla dorada. Ella se la alcanza. Modigliani anuda su mano y la de ella con el cordel y le promete que siempre estarán juntos. Ella dibuja las manos unidas y escribe: "Nuestras manos atadas con oro, unidas para siempre":
Cuando un amigo interviene, llama al médico que certifica que el paciente agoniza.
Jeanne, embarazada de ocho meses, en la noche de la muerte de Modigliani, se suicida arrojándose desde un quinto piso.
Sus padres rechazan el cadáver, lo rechazan en el taller de Montparnasse. Su cuerpo queda tirado en una comisaria. Algunos conocidos le hacen compañía para que no se lo coman las ratas. Unos días después , Jeanne Hébuterne es enterrada poco antes de cumplir 22 años.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GABRIELA MISTRAL Y ROMELIO URETA

ANTONIO MACHADO Y PILAR DE VALDERRAMA, AMOR SECRETO

ILSE KOCH, LA BRUJA DE BUCHENWALD