CLARK GABLE Y CAROLE LOMBARD

Los Angeles, 1939

A los dos meses del rodaje de "Lo que el viento se llevó", Clark se tomó seis días libres. Para escapar de la prensa, no dijo nada sobre sus planes.
Carole y Clark viajaron a Arizona. En las afueras de Los Angeles se detuvieron en una florería y Clark compró dos claveles rojos para el ojal, un ramo de lilas y rosas rosas para Carole.
Cuando llegaron fueron directamente a la alcaldía para conseguir su acta matrimonial, y luego se casaron en la iglesia.
Carole planeaba trabajar unos años más y luego tener familia. "Dejaré a Pa ( apelativo cariñoso con que llamaba a su marido) que sea la estrella y yo me quedaré en casa, zurciré calcetines y cuidaré a los niños".
En enero de 1942, Carole se unió a los esfuerzos de entretenimiento de la comunidad para ayudar a financiar la guerra. Pero al regresar de una campaña de venta de bonos, la actriz se mató en un accidente de avión.
Para Gable comenzó su particular infierno, el infierno de vivir sin ella. Hundido en una profunda depresión, abandona el cine y se alista un año más tarde en la Fuerza Aérea como Comandante, y voló en varias misiones de bombardeo sobre Alemania.
Tras licenciarse en 1944, vuelve a Hollywood como viudo inconsolable, con una tristeza que era tan patente como su envejecimiento.
Se casó dos veces más, y murió en 1960 de un ataque al corazón.
Por expreso deseo, fue enterrado al lado de Carole, el gran amor de su vida.

Comentarios

Entradas populares de este blog

GABRIELA MISTRAL Y ROMELIO URETA

ANTONIO MACHADO Y PILAR DE VALDERRAMA, AMOR SECRETO

ILSE KOCH, LA BRUJA DE BUCHENWALD